FANDOM


¡Alerta de Spoiler!
Este artículo cuenta detalladamente lo que pasó en este episodio. Si aún no lo has visto y quieres enterarte tú, evita leerlo. La advertencia está hecha.


Episodio 11 n°10 (Reiji)

Cordelia/Yui besa a Reiji.

El episodio comienza con la Mansión vista desde afuera, luego se ve la Luna Roja y se escucha la risa de Cordelia (quien está en el cuerpo de Yui), la cual le responde afirmativamente a Richter sobre algo, mientras lo observa y se relaja sentada en un sofá, con una copa de vino y Richter a su lado de repente, ambos escuchan a Reiji decir que supo que su tío tenía una visita, pero nunca imaginó que fuera ella. Cordelia le responde que hace mucho que no se veían, luego le dice que no fuera tan serio, y que tenia semejanza a Karlheinz cuando lo conoció, Reiji le pide que no mencione a su padre con tanta ligereza, porque realmente era ofensivo, ella le dice que se acerque, él hace caso y dice que aparentemente planear cosas es parte de su naturaleza, a lo que Cordelia responde que quiere relucir mientras tenga vida, ya que, lo que más detesta es el aburrimiento; para los que poseen vida eterna el aburrimiento es lo más duro, él le responde que tiene razón; el aburrimiento no va con ella y la muerte le sienta mejor. Cordelia dice que tomará esas palabras como un halago, y pregunta si se quiere sentar a su lado, porque quiere que hablen más de cerca, Reiji no hace nada y ella se burla de su "precaución", para luego decir que en ese aspecto es idéntico a Beatrix, oculta sus sentimientos para que nadie los vea, "a fin de cuentas ella tuvo un miserable y patético fin". Reiji se molesta por este comentario y Cordelia le pregunta si eso le ha disgustado, como al parecer Beatrix no lo quiso más que a Shu, su hijo mayor, pensó que no le iba a molestar que hablara mal de ella. Reiji responde que, se dio cuenta de que así fue como ella arruinó entre su padre y su tío. Cordelia sólo dice que él habla como si ella fuera la causante de todo lo malo, aunque puede que sea cierto que ella haya sido la causante de la relación entre Karl y Richter se echara a perder. Reiji responde que, al parecer, esa relación no era tan sólida, pues pudo ser destruida por una mujer de su calaña. Richter lo voltea a ver con odio, Cordelia sólo ríe y dice que él es demasiado despierto para ser hijo de Beatrix, y ahora le gusta más.
Episodio 11 n°3 (Laito)

Laito aparece en escena.

Ella se levanta del sofá y se dirige hacia Reiji, se acerca más a él y lo toma de la cabeza, haciendo que éste se agache casi a la altura del nuevo cuerpo de Cordelia, para luego decir que sus ojos son idénticos a los de Karl, le quita los lentes y con una de sus manos quita el cabello de su cara, diciéndole que, como tiene esos hermosos ojos, le va a contar su secreto. Cordelia le dice que el motivo por el cual resucitó fue para vengarse de Karl, y que hará que pague por su muerte, él menciona que sería una venganza por nunca haberla amado, a lo que ella responde que parace que él aún no comprende a los hombres ni a las mujeres; no hay prueba más grande de su amor que el deseo de matarlo, Reiji le responde que entonces lo que ella quiere, es imponerle su amor, Richter ni se inmuta mientras escucha la conversación, Cordelia le dice que habla de más y por eso le va a sellar la boca, después lo besa, al principio, Reiji no se mueve siquiera, pero luego, toma a Cordelia de la cintura con una de sus manos, ella se separa después de un momento, y Reiji le dice que no juegue con él, a lo que ella responde que se está interesando en él como hombre, el le pregunta qué pasará con su tío, Cordelia le responde que él no se opone a lo que ella hace, y le dice que Reiji que continúen; tienen todo el tiempo del mundo, se acerca para besarle, pero él la rechaza, diciendo que es imposible que sienta algo por una mujer tan indecente e inmoral, ella se aleja, ofendida, para luego darle una cachetada a Reiji. De repente aparece Laito, diciéndoles que dejen la pelea, ya que son familia, Cordelia lo voltea a ver y él le dice que pensó que la próxima vez que la viera, sería en el infierno, ella le dice que lamenta no corresponder a sus expectativas, él responde que eso es mejor de lo que esperaba, Kanato llega y se acerca, entonces Cordelia dice "Mi Canario", entonces le pide que la entretenga como solía hacer cuando le cantaba con su hermosa voz, Kanato está impresionado por ver a su madre y se pregunta cómo es posible, también aparece Subaru y le dice a Cordelia que se calle, para luego decir que Richter y ella no pertenecen a ese lugar, y que se vayan de ahí, a lo que Richter le responde que, para hablar sí es bueno, pero para proteger a su madre no sirve, Subaru se enoja y le dice que se calle, e inmediatamente va para intentar darle un puñetazo, pero él bloquea el golpe tomando la mano de éste, Subaru gira y cae al suelo, detrás de Laito y Kanato, sin recibir daño, luego, Richter les dice a los tres que ninguno de ellos puede ser su rival.
Episodio 11 n°2 (Shu)

Shu discute con Ricther.

Entonces, Reiji se aleja, y Shu, el cual acaba de aparecer acostado en el sillón, habla, diciéndole a Richter que el que es bueno sólo de palabras es él, y que no está ni remotamente cerca de ser rival de Karl Heinz, la cabeza de la familia. Cordelia habla por primera vez después de un rato, preguntando si ese es el mejor entretenimiento que ellos pueden dar, se acerca a Richter y le dice que son tan aburridos como siempre, y lo peor de todo, es que con ellos interponiéndose, no hay forma de que ella se destaque. Después de decir esto, Cordelia le ordena a Richter que acabe con ellos, y le da una daga, él se da cuenta de que esa es la daga de plata de Subaru, y asegura que si les clava eso en el corazón, morirán en un instante, a lo que Cordelia responde que se desintegrarían instantáneamente y sin dolor alguno, para luego agregar, que eso probará lo que siente por ella, y si lo hace, también lo convertirá en el próximo cabeza de la familia, él le dice que eso le parece raro, ella lo voltea a ver y él dice que eso fue el parte del acuerdo que hicieron al salvarla mientras estaba en su lecho de muerte, citando lo que ella le dijo, sobre que si la salvaba, lo pondría en el trono. Cordelia le responde que ella le concederá todo lo que quiera, tomándolo del brazo y ordenándole que acabe con ellos rápido, por ella.

Episodio 11 n°3

Ayato se enfrenta a Richter.

Él le responde que es una tonta, ella lo voltea a ver, sorprendida, y Richter le dice que ya no le es de utilidad y lo único que necesita es su corazón, ya que, si la dueña de ese corazón despierta y se apodera de ella, podrá convertirse en el próximo cabeza de la familia sin requerir de su ayuda. Cordelia se va alejando y se da cuenta de que él tenía planeado eso desde que le encomendó su corazón, Richter la voltea a ver y le dice que no era ella la que lo está usando, sino que es él el que la está usando a ella, entonces la jala y cuando está apunto de clavarle sus colmillos, llega Ayato, el cual les pregunta si se podrían callar de una vez, y agrega que ella es suya, refiriéndose a Yui. Luego les dice que no la toquen sin su consentimiento, Richter, sin soltar a Cordelia, toma una espada, y le grita a Ayato que no se entrometa, al tiempo que intenta clavarle la espada que acaba de tomar, éste lo esquiva por poco, y Laito le lanza una espada, él la empuña, para luego decirles que no permitirá que sigan haciendo lo que se les antoja, y hará que se arrepientan de haber ido. Richter se burla de él y empiezan a pelear, Richter logra herirlo en el lado derecho de su pecho, sin soltar el cuerpo de Yui, éste saca la espada del cuerpo de Ayato, mientras Cordelia observa sin poder moverse, después de esto, Ayato cae al suelo y Richter está apunto de matarlo, pero Yui habla de repente y logra librarse de Richter, tomando la daga de plata que él tenía, y bajando las escaleras, cuando llega al final, toma con firmeza la daga y dice que con eso ya nadie será lastimado.
Sin-título221

Yui se clava la daga en su pecho.

Entonces clava la daga en su pecho y su cuerpo se desploma, pero Ayato la atrapa antes de que caiga completamente, Richter toma su espada, con la intención de atacar a Ayato para adueñarse del corazón de Cordelia, y Ayato clava su espada en el pecho de éste, para luego voltear hacia Yui y decirle que abra los ojos, ella lo hace, pero se escucha la voz de Cordelia, la cual dice que Yui es muy tonta al apuñalarse a sí misma, y luego informa que su muerte y despertar son cuestión de tiempo, y cuando eso suceda, su cuerpo y su alma le pertenecerán por completo. Cordelia cierra los ojos y se ve la Luna Roja de nuevo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar